Mis amigos los conos

Uno cuando nace nunca sabe lo que le va a deparar la vida, exceptuando si eres un cono de señalización. Como en cualquier patio de vecinos hay de todas las clases sociales, de los más humildes hasta los de bisnesclas. Los que están destinados a caminos de obras son los más chungos de todos, siempre llenos de polvo y suciedads, sólo se lavan si llueve y mucho, porque como le dé por chispear… Ay… se quedan embarrados y con el color marroncillo de la arena del camino en el están jugándose la vida. Su riesgo de morir aplastados por un camión de obra es inversamente proporcional a lustre de su color naranja, es decir si no cae hoy, ya lo hará mañana.  Además esta gente sólo se permite tener dos amigos, el de la izquierda y el de la derecha. Y ya lo dice el refrán, si las barbas de tu vecino ves cortar… pues eso, en cuanto uno de esos amigos es aplastado, sabe que el siguiente va a ser él. Esta en una curva muy cerrada, en una calzada muy estrecha, el viento lo ha movido… Nada que al final crasssssssh, y que pasa con el cadáver, muy sencillo una patada de un operario y un reemplazo. Poco más.

Luego están los que se dedican a pintar carreteras, éstos tienen una ayuda incondicional en los paneles luminos y en todos los hombres florescentes que les acompañan, casi nunca mueren atropellados, pero no hay que pensar que su vida es larga y sana, todo lo contrario. Al igual que pasa con los mineros, los gases y los vapores de la pintura de la carretera se va instalando en sus pulmones y aunque están al pie del cañon muchos años, sufren en silencio las hemorroides, bueno, las hemorroides y la neumoconiosis, que hasta tiene una parecido con cono…. hay es nada…

Allá por el año 1993 un amigo de esta etnia como yo un tal Steve Barron, no se le ocurrio otra cosa que hacer una película de conos disfrazados de humanos, la pelí o como dirían los expertos cinemátográficos. la cinta fue una parodia de los extratarrestres, en ningún momento se le ocurrio mencionar la dura y peligrosa vida que tiene este colectivo. Ya le mandé un burofax a Steve, quejandóme, pero recibi la callada por respuesta.

Y para terminar, los niños pijos, los guays, los aventajados, los más chiripitiflauticos. los conos de los ayuntamientos. Vestidos con su chaleco reflectante siguiendo una norma absurda del comunidad económica europea de no sé que historias de visibilidad. Estos chungos, porque no me atrevo a decirles nada más, pero que son muy chungos van siempre, Bien  arregladitos, bien colocados, y si llueve o si chispea, no pasa nada, llega un operario del ayuntamiento de turno y con su máquina de agua a presión les da un buen lavado. Su esperanza de vida es altísima, debido al poco desgaste en sus funciones y la gran cantidad de dias libres que tienen. Y si por un casual de la vida, cosa que nunca ocurre, o muy pocas veces, uno de estos conos bisnesclas muere atropellado por un vehículo, además de indemnizar a la administración local el conductor, tiene un entirro de lujo, nada de patadita y a la cuneta, no, no, eso es para la plebe. Se recoje el cuerpo con guantes nuevos de seguridad y se lleva a un contededor de reciclaje, vamos que se podría decir que su vida es ilimitada, y cuando van al cielo de los conos, son los primeros en llegar, ya que sus ropajes están tan limpios como el primer día y San Pedro, que es un tio muy clasista, les deja pasar saltándose la cola de esos millones de conos que mueren atropellados y tirados a la cuneta de un puntapie sin contemplaciones.

Lo dicho, que si veis un cono malherido, adoptarlo o por lo menos apadrinarlo, que son buena gente.

5 comentarios to “Mis amigos los conos”

  1. Guadix Says:

    Me ha gustado mucho tu post!!!

  2. A mi me gusta mucho el Nick que te has puesto. Jo, es el que utilizo yo en muchos ámbitos de mi vida. Todo sea por darle publicidad a nuestro pueblo. Gracias por participar.

  3. Guadix Says:

    Yo no soy de allí pero me gusta mucho ese lugar. Para mí es un lugar muy especial.

  4. Bueno, Guadix, pues si no te sabe mal, podrías cambiarte el nick, por lo menos en este blog, pq es el nombre que tengo yo en la carretera y parece que cuando leo Guadix, estoy hablando conmigo mismo. Es un poco raro. Perdona si te molestas, y que si sigues visistandome y no te cambiass el nombre tampoco pasa nada.

  5. sandra Says:

    hola, soy tu hermanilla, yo sabia que mas tarde o mas temprano me pasaria por aqui a dejarte un comentario y se que ahora es el momento.
    Tu historia de los conos me ha llegado al corazon es, sin duda, para mi el mejor post, de momento. es muy profundo.

    Bueno sigue asi que esta muy bien este tu blog. besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: