Guillermina cumple años.

Para los que no lo sepan, Guillermina es el nombre de mi casa, en honor a la calle donde está situada. En estos días de desfiles, cambios climatológicos y demás, hace tres años que mi amada esposa, mi novia formal o como se quiera llamar, nos mudamos desde un quinto sin ascensor a un segundo. Eran otros tiempos, cansados ya de que nos trajesen la compra a casa, porque subir 85 escalones con la compra del mes es poco menos que una locura, decidimos dar el gran salto y dejar de pagar aquel alquiler por una cuota casi vitalicia que superaba con creces los euros que desembolsábamos cada día 15 en la sucursal bancaria al lado de aquel quinto sin ascensor.

Guillermina es una casa vieja, tendrá entre 22 y 25 años, al entrar, justo te encuentras las dos bicicletas aparcadas a la derecha, a la iquierda tienes una puerta que da al salón, un poco más adelante, está la cocina y giramos al pasillo, primero encontramos el baño pequeño, luego está mi habitación del Scalextric, Sí mi habitación del Scalextric, tengo una para mi solito, aunque ahora lo tengo desmontado. A continuación la habitación del ordenador y por último el dormitorio con un baño en suite muy pipirisnice. Tuvimos ciertos problemillas con el trastero, pero eso es otra historia.  Los muebles no están muy bien elegidos, básicamente, porque creo que está decorada a retales, pero vamos poco a poco, lo mejor que hemos comprado es un Sofá marrón, a juego con la pared del salón que de lo bueno que es, debe ser ilegal, no porque valga un montón de euros, si no porque en cuanto te pones horizontal… te duermes.

Quizás no sea la mejor casa del mundo, ni esté todo lo ordenada que nos gustaría, pero es nuestro pequeño lugar, que cada mes pagamos con mucho sacrificio. Pero cada día que pasa es un poco más nuestra. Tiene hasta los típicos vecinos cotillas, que regentan una panadería justo debajo, hasta eso forma parte de su encanto, y como está en una de las calles principales de Palma, puedo pasar con el camión a buscar a mi Turpi, o a buscar comida, etc…

Es nuestra Guillermina… hoy me ha pedido que le compremos otro coche, pero ya le he dicho que no va a poder ser, que si algún día compramos un hermanito o hermanita, será una cueva en Alcudia de Guadix, pero eso también es otra historia que espero poder contar algún día con final feliz.

Si quieres pasarte por aquí, hazlo, lo único que te pediré es una foto de rigor y que por lo menos te lo pases bien.  Espero poder algún día escribir algo parecido diciendo que he borrado la palabra hipoteca de mi diccionario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: