La Andalucía emigrante

Una de esas cosas que te a legran la vida es entrar en un bar repleto de gente y encontrarte el periódico del día disponible, lo contrario de esta alegría es lo que ha sucedido hoy, un bar grande y vacío y con la única prensa del ABC del día 4. Pero más me he entristecido cuando he leído la siguiente noticia, que copiaré literalmente por que no tengo internet en casa y tampoco es plan de tirarme toda la tarde viendo la hemeroteca de un periódico monárquico. Que cada uno le de el valor que crea oportuno.  La firma M.Correa y está publicada el 4 de Mayo de 2009, en ABC.

LA EMIGRACIÓN VUELVE A SER UNA REALIDAD EN ANDALUCÍA DEBIDO A LA CRISIS Y EL PARO.

Sevilla. Con cerca de un millón de parados y una tasa de desempleo del 24% -una de las mayores de Europa-, Andalucía vuelve a vivir, cincuenta años después, el fenómeno de la emigración como única alternativa posible a la búsqueda de empleo. Un informe de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT) y el Centro de Predicción económica (Ceprede) desvela que en Andalucía se registra un 15,3% de salidas de  trabajadores, frente al 10,4% que llegan a la comunidad en busca de un puesto de trabajo.

Lo llamativo en esta nueva emigración del siglo XXI es que los trabajadores tienen mayor formación que los andaluces que salían a buscar empleo hace cuatro o cinco décadas, dándose la circunstancia de que más de la mitad de estos inmigrantes tienen estudios secundarios. Este hecho desvela la escasa capacidad de la comunidad andaluza para retener el talento dentro de sus fronteras geográficas cuando se trata de trabajadores cualificados.

De todo el escenario nacional, Madrid acapara el 23% de las entradas de trabajadores, frente a sólo el 13,5% de las salidas.  Y la capital de España es también la provincia con mayor atracción en los flujos interprovinciales, seguida de Barcelona y Sevilla.

Ahora me pregunto yo, Buenaventura Robles,  ¿por qué pasa esto? Y no voy a echarle la culpa ni al gobierno central, ni al autonómico, ni a los empresarios, ni a los trabajadores que se van ni a los que se quedan. Este artículo refleja una realidad penosa. En mi Andalucía es muy importante la semana santa, independientemente de las creencias de cada uno, pero como sigamos así, llegará un momento en que no habrá costaleros ni penitentes. Pensaba que mis padres estuvieron en las últimas oleadas de emigrantes, pero veo que esto se repite. Y esta vez puede ser peor, por que como dice la notica, sólo se van los más cualificados. Llegará un momento en que los médicos, maestros, abogados, etc… sean de cualquier sitito menos de nuestra tierra y eso nos llevará a que la gente no se sienta identificada con el lugar donde vive y acabe por dejarla de lado. No confundamos esto último con la integración en otro lugar. Sólo son pensamientos míos. Pero me da mucha pena que esta salida pueda ir en aumento y que llegue un día en que lo más parecido a un andaluz “por los cuatro costaos” que tenga Andalucía sea Juan y Medio y sus absurdos concursos en canal sur que no hacen otra cosa que avergonzarnos al resto de andaluces cada vez que sale en los Zapines de la televisión. Como siempre he dicho, deberíamos ser más andaluces y mirar más por lo nuestro y que a Andalucía lleguen gente de cualquier sitio para poder convivir con los andaluces que viven allí, pero que convivan, que no se encuentren una Andalucía sola y desprotegida.

La foto de la noticia ilustra a un “un trabajador andaluz en la vendimia de Rivesaltes, en Francia, el pasado verano”

Es para hacérselo mirar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: