16 de mayo.

manolo22El  destino ha querido que mi entrada número 100 coincidiera con algo mágico y creo que irrepetible. Es un homenaje al amor, a la amistad, a los valores de las personas, a unos ideales de izquierdas, a la república, en definitiva a todos esos valores que guían mi camino y el de casi todas las personas que quiero.

Hace unas semanas recibí la invitacíón de Manel, Beatriz, Ismael y la recién llegada Violeta de que celebrarían “con un buen sarao para todo su gente” el buen momento por el que están atravesando y del cual todos nos alegramos y compartimos. Fue la excusa perfecta para unir a un grupo de amigos que nos vemos muy de vez en cuando, pero aunque haya una distancia muy grande en el tiempo esta amistad no mengua. Coloma, Miquel, Cobra, María José, Toni de Son Negre, Mateu, Jaume Miró, Xisco, Biel, Miquel Cupeta… en fin, aquellos seres humanos un poco distintos a los amigos de instituto “normales” que tenía. Con ellos aprendí a hablar y entender una lengua, que tú te puedes marcar los caminos de la vida, que daba igual las reglas que la sociedad te pusiese, siempre serás tú el último en tener la palabra.  Gracias a esta gente, la isla de Mallorca dejó de ser un lugar donde pasar mi destierro para convertirse en un lugar donde vivir y crecer como hombre y como andaluz.

Todo acompañaba,  incluso llegamos puntuales, y eso que nos paramos en un campo de amapolas para hacer unas fotos. El día era soleado, el lugar era maravilloso y la compañía…

Cuando Beatriz lloró  de felicidad mientras  le recitaba a Manolo unos poemas de Pablo Neruda, a mi se me cayeron dos lágrimas como garbanzos, intenté girar la cara a mi derecha con disimulo y mi sorpresa fue que la propietaria de mi corazón estaba haciendo lo mismo. Hacía mucho tiempo que no lloraba de alegría. Gracias Beatriz.

Durante la comida aprendí un montón de cosas de informática, bueno, ahora sólo me falta ponerlas en prácticas, pero ya te digo Miquel desde aquí que seguiré siendo un poco ignorante en lo que al los Windows se refiere, pero tranquilo, no iré en el vagón de cola, me esforzaré para llegar a la locomotora.

Hace poco escribí sobre esta familia, una de mis familias favoritas, por lo tanto sería muy repetitivo, pero lo que si quiero recalcar es que el penco ese de Manuel Ismael Serrano, es todo un crack. Creo que no te lo dije en persona, ya que estaba muy ocupado intentando secar mis lágrimas, pero gracias por aquella “Glossa” (poemas mallorquines) 

Jo seré un poeta de benzinera, peró amic meu, germà meu, tú sempre seràs el meu copilot.  Qualque día celebrarem junts la sort que varem tenir per ser veïns i tot el que ha vingut darrera. Qualque día anirem junts, amb Mateu, Miquel, i toda la trupe chingona a veure a Enrique Morente al Albaycin.

Estic molt content de que toda aquesta gent amb la que vaig dinar forme part de la meva vida, tant a Mallorca com al reste del univers. Independement d’on hagi nascut cadascú, son gent que sempre estara al meu cor andaluz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: