Audi A5 Sportback (primera parte)

Hace un tiempo estuve tomando un cordero al ajillo en Frigiliana, Málaga, Andalucía. En la mesa estaba con Walter da Silva. La conversación transcurrió sobre la belleza. Y que mejor lugar para hablar de la belleza que un pueblo blanco de Andalucía.

Entre cervecita y trocito de cordero me dijo:

-“Ventura, voy a diseñar el coche más bello del mundo”-

-“Venga Walter, no seas exagerado, que sólo llevas en Andalucía unos días.”  Le respondí mientras saboreaba los manjares de mi tierra y la camarera morena de ojos negros nos traía otra bandejita con más pan para mojetear.

Al cabo de un tiempo me llegó a mi casa un boceto, un día más tarde en una  revista alemana de coches leí algo así. “A5, el nuevo coupé de Audi”  Se me cayeron los ojos al suelo. Jamás pensé que un coche podía ser tan guapo. Llamé a Walter y le di la enhorabuena por conseguir aquello que me propuso en aquel lugar tan mágico. Me pidió que le mandase una caja de agua de Lanjarón, un pack de botellas de Shandy, Jamón de la Alpujarra, una cinta de los chichos… ¿cinta? y un sin fin de productos autóctonos. Volvimos a quedar, esta vez en un bar cerca del Paseo de los tristes, donde ponen las mejores Patatas a lo pobre del planeta tierra. Mi compi Walter da Silva se presentó con un A5 Blanco 2.0 Turbo Quattro automático, con todos los extras posibles, incluido el paquete S-line. Por una vez en mi vida fui infiel, ya que mientras introducía esos tubérculos en mi aparato digestivo sin pasar ni siquiera por las papilas gustativas, mi corazón, mi cerebro y mis dos manos (cambio de levas) sólo podían pensar en el vehículo que mi ilustre amigo había traido desde Alemanía.

Al terminar la comida, que pagué con gusto, andamos un poco, subimos hasta el Albaycín y una vez en el mirador de San Nicolás me puso su mano derecha en mi hombro izquierdo mientras conteplábamos la Alhambra en un atardecer maravilloso.

-Ahora toca mejorarlo.

-Walter, le dije yo, este lugar es inmejorable.-

-Lo sé, no me refería al lugar, si no al coche, me respondió mi acompañanate

-Walter, ese coche es inmejorable.

-Ventura, lo mejoraré.

Finiquitó así una conversación con un final casi imposible pero abierto. La caminata de vuelta transcurrió sin que ocurriese nada especial, admirábamos la belleza de la mujer andaluza, criticamos a un grupo de seres humanos que estaban viendo como asesinaban vilmente a un toro y poco más.

Hoy, 16 de julio, recibo un correo electrónico en mi cuenta del hotmail.com. Sólo ponía una palabra en el asunto: “Conseguido”

Una respuesta to “Audi A5 Sportback (primera parte)”

  1. jesusvil Says:

    muy bien Ventu, sigues elevando el nivel, aunque sea de coches el texto, mola. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: