A vueltas con la decoración de la entrada del bloque de pisos donde resido habitualmente en Palma de Mallorca.

Los miles de lectores habituales que tengo recordarán aquel post que hice no hace mucho en el que una de las protagonistas era una pegote de mesa que nos habían encasquetado al resto de vecinos. (Véase el post de la zapatilla blanca). Bueno, pues de un día para otro, la susodicha mesa desapareció del mapa, y creo que para siempre.

Por otra parte, desde hace unas semanas me encuentro todas las mañanas la luz de la otra escalera encendida, y yo que no soy un ecologista nato, pero tampoco soy un derrochador de energía, la apagué una mañana. Pero sólo una. Día tras día, la misma luz aparecía encendida, y yo desistí en volver a apagarla, pero hoy cuando he llegado de trabajar me encuentro con esto…Imagen0002

Que cada uno juzgue a su antojo y semejanza, lo que si puedo deciros es que me he reído un montón. Vamos, que entre la niña que llora los sábados por la mañana, los vecinos de la panadería, el vecino que le ha dado por poner música chunga chunga… cada día encuentro una cosa nueva y no me da tiempo a aburrirme.

Lo próximo… sólo el destino lo sabe. Besitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: