La vueltas que da la vida…

JaviHace ya algún tiempo en Andalucía se hizo la Expo’92, lo que luego se llamo Ruina’93. Por esos años yo era un joven muchacho andaluz que vivía con mi abuela y que pasé dos veranos allá por Chiclana. El primer verano, fueron una sucesión de días, noches sin mayores anécdotas, Mi único amigo era un tal Alberto que era hijo de unos compañeros de mis padres. Tanto esos seres humanos como mis progenitores, decidieron dar el salto desde Mallorca hasta esas tierras gaditanas. Al final todo salio rana.

Al año siguiente volví a aquella urbanización, La Almadraba, creo recordar que se llamaba y el tal Alberto que vivía allí todo el año, se hizo amigo de una serie de personas y por ende yo acabé formando parte de esa “pandilla”

No  recuerdo muy bien el nombre de la gente, aunque si las profesiones de sus padres. Abogados, médicos, incluso había un ingeniero de caminos. Haciendo memoria mientras escribo esto me vienen a mi cabeza andaluza (y grande) Rosalía, Javier, Juanjo, las hermanas Nazareth y Estrella, Rubén… En fin

Ese verano fue un verano maravilloso. Sin lugar a dudas uno de los mejores de mi vida. No trabajaba, no estudiaba, iba todos los días a la misma heladería a comprarme un helado de Frambuesa y Limón, y me compré mi primera revista de coches, que todavía conservo como casi todas las que  he comprado. Aprendí que en Cádiz, los coches de choque se llaman Coches-tropezones y que una socorrista guapa y cordobesa podía hacerse amiga de un niñatillo un poco más joven que ella y acabar escribiéndose cartas. No muchas, la verdad, pero también las conservo. Ahora con tanto feisbuk, tanto tuiter y tanta internet, la magia de las cartas manuscritas se ha perdido. Aunque yo todavía intento recuperarla de vez en cuando.

De todo ese verano de ensueño en las playas atlánticas de mi Andalucía me quedan varias cosas en la retina. La primera y lamentablemente imposible es que me hubiese gustado comprarle una barquita de pesca a mi padre, pero claro él prefirió fumar y ahora está metido en un nicho por el tabaco. Otra historia que recuerdo con mucho cariño es la que contaré ahora que me sirve para rendir un homenaje a mi Turpi en el día de hoy, ya que ha hecho que todo se repita unos 17 años después. Ocurrió algo así.

El protagonista de esta historia era el tío plasta y cansino del grupo. Además también venía de Mallorca y tenía un marcado acento mallorquín cerrado. El contraste era sorprendente. No recuerdo su nombre, sólo sé que era regordete, un poco más bajito que yo, un incordio, un cansino, un enterao de los caminos, y llevaba gafas. Pues bien, una noche de ese verano mientras caminamos en grupo hacia los coches-tropezones, en el cruce más peligroso y más concurrido de aquel Novo Santi Petri, oí de repente: Hosssssssssssssstia!!!! Nos giramos todos pensado lo peor. La siguiente imagen que recuerdo es a mi mismo apoyado en la pared de un chalet riendo como nunca jamás me había reído. Todo el mundo acabó destrozadito por un ataque de risa. A este amigo mío, a este amigo nuestro, se le cayó una señal de paso de peatones en la cabeza, pero el muy hijo de su puta madre no se inmutó, por lo que la señal y él mismo formaban un sólo objeto del mobiliario urbanístico de la playa de la Barrosa. El golpe y el peso que la indicación ejercían sobre el pobre muchacho, hacía que éste estuviese inclinado unos 35º. Esa visión me acompañará el resto de mi vida. Por suerte o por desgracia, en ese cruce llegaron a hacer una rotonda, pero la heladería sigue en el mismo sitio. Y hará unos 6 años fuí con mi amigo David a rememorar viejos tiempos. De hecho, también fui con Manolo y El Celdranito.

Y todo este tostón ¿para qué?

Pues para contaros a todo el mundo que mi Turpi me llama ayer, justo cuando salía del trabajo para ir a casa y me cuenta casi llorando…

-Jooooooooo me acabo de dar un golpe en la cabeza con la señal que hay debajo de casa.

Estaremos de acuerdo que no es el mismo caso, pero conociendo a esa gitanilla mía como la conozco, las carcajadas y los buenos recuerdos vinieron todos a una. Pobretica, como me reí de ella. Y con esto dejo costancia de que mi novia formal es un poco chereka. De que volveré una y otra vez a las playas atlánticas de mi Andalucía y que quizás algún día si la economía me lo permite me compraré una pequeña casa blanca en aquel pueblo gaditano que se llama Chiclana de la Frontera.

La canción que viene ahora es obvia. Chiclanera, de ese cantante andaluz y granaíno llamado Carlos Cano. (pues no encuentro la dichosa canción) Y la foto la he encontrado en mis álbumes antiguos. Este muchacho se llamaba Javi, y a pesar de tener unos cuantos años menos que yo, nos hicimos buenos amigos. Hoy será un respetado médico, abogado o vete tú a saber y jugará todas las tardes a padel en un club privado y selecto.

En fin… Las vueltas que da la vida.

3 comentarios to “La vueltas que da la vida…”

  1. Los recuerdos del verano y más si se es joven… qué buenos son siempre!!

    Saludos.

  2. Encantado de leerte. Ahora venía a apagar el pc, he visto un enlace de tu blog y me estaba entreteniendo un poco en leerlo. Quería haberte puesto un comentario, pero no he logrado saber como se hacía. Mañana con más tiempo lo investigaré. Y desde Mallorca que te escribo, te puedo asegurar que cuando viene Juan Carlos y su trupe chingona, todo se vuelven excesos, para los ciudadanos de a pie exceso de cosas negativas y para los compis de este personaje, todo lo contrario.

    Seguiremos en contacto, como siempre digo, me encanta conocer gente que esté loca por Andalucía y que comprenda que Juan Carlos, Sofia, Leti operar y sin operar son cosas que sobran en esta sociedad del siglo XXI.

  3. Exijo que escribas algo sobre las hijas de zp!!!!
    No han tenido el suficiente valor para salir con una camiseta de Iron Maiden!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: