Cementerio de San Agustín

Un cementerio para mi es un lugar sin mucho encanto, tampoco soy de esos a los que le dan fobia o pavor. A eso, se le puede añadir el blog EXITUS LETALIS de un compañero andaluz que he conocido por estas autopistas de la información y da como resultado esta entrada poco más que curiosa.

Así podré explicar a todo el mundo lo que en principio estaba destinado a una sola persona. Digo yo que contra más gente conozca la información por nimia que sea más grande se hace. Allá vamos. Y que Dios me pille confesado (chiste malo y muy fácil)

Hace ya mucho tiempo que una de mis rutas favoritas en el trabajo consiste en ir desde Felanitx hasta el polígono de Son Bugadellas, en total tres viajes y más de 500kms. Una pasada. Dirección Santa Ponsa, poco después de dejar la vía de cintura e incorporarte a la MA-1 se encuentra a la derecha el cementerio protagonista de hoy. Siempre tuve la curiosidad por ir a verlo, ya que desde el camión se ve pequeño y antiguo, muy pequeño y muy antiguo, pero nunca encontraba el momento ni el vehículo apropiado, ya que el camión no pasa por ese estrecho camino.

Esta semana de vacaciones aprovecho para ir a la playa, ponerme moreno y visitar lugares de la isla en los que nunca he estado o muy pocas veces y viniendo de la playa Camp de Mar, una de las más bonitas del mundo pasé al lado de ese campo santo, así que dimos la vuelta con mi pequeño C2 y fuimos a parar a las puertas del Cementerio de San Agustin. El Resultado: Una enorme y gigantesca decepción.

Está justo al lado de una de las autopistas más transitada de la isla, así que la tranquilidad es totalmente inexistente,  la puerta estaba cerrado con una guita a modo de candado y bueno, aunque desde la carretera se veía pequeño, su tamaño dejó mucho que desear. Supongo que si hubiese sido más grande no tendría ese encanto, pero tampoco estaba en “la ladera de un monte” como dice Serrat en MEDITERRÁNEO. El camino era paralelo a la autopista, y que esto sirva para recalcar que no había una paz sepulcral, sino más bien el ruido y el estruendo de una carretera junto con sus cláxones, su camiones cargados subiendo una cuesta y muchos señoritos ricos con sus mega deportivos de 8 cilindros o más. Santa Ponsa, Calviá y toda esa zona es el Beberli Hills de Mallorca.

Tampoco es un lugar abandonado, ya que como se observan en las fotos hay lápidas bastante recienes y flores frescas o en su defecto de plástico.

Buscando en mi memoria, en esos recovecos ocultos y antiguos puedo hacer una comparación con el Cementerio de Mollina, en Málaga, donde hace muchos años tuve la oportunidad de asistir al CEULAJ y una prueba de Gynkana consistió en buscar algo en aquel lugar, lo siento pero la memoria no me da más de si. Algo más reciente, allá por el 2004 cuando trabajaba como butanero, cada martes me paraba al finalizar la ruta en el cementerio de Binissalem para hacer recuento de caja y refrescarme con el agua de una manguera que había a la entrada.

Por lo demás, y como todo mortal, tengo familiares y recuerdos tristes de un lugar en el que tarde o temprano visitaremos todos de alguna manera u otra.

A mi que me entierren en ANDALUCÍA y a se posible bajo tierra. Así ni nada ni nadie me sacará de aquel sitio en toda la eternidad, que sirva esta última frase para dejar escrito mi última voluntad y para terminar el post.

Sed felices y aprovechad la vida, que no conozco a nadie que haya vuelto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: