Día Mundial sin Coches

El próximo 22 de septiembre se celebrará EL DÍA MUNDIAL SIN COCHES. Al oír o al leer una afirmación como esta pongo el grito en el cielo o en la Fábrica de Oxford de Mini o en la Fábrica de Ingoldstad de Audi, pero vayamos por partes.

De todos es bien sabido que no soy ecologista, al menos en lo que al mundo de motor se refiere, es decir, por mucho que nos quieran vender eso de conducción económica o ecológica, a mi me aburre de sobre manera. Este andaluz que escribe, lleva un par de días conduciendo y sinceramente, el gasto de combustible no me preocupa lo más mínimo, y practicar eso que llaman “conducción ecológica” es muy, muy, muy, aburrido. Es el corazón mío junto con el del vehículo que conduzca en cada momento quienes dicen cuando tengo que subir o bajar una marcha. Con esto no quiero decir que vaya todo el día conduciendo como Walter Rohl, entre otras cosas, porque debería vivir 1.000 años para llegar a esos niveles. Conduzco simplemente como tengo ganas y conducir hoy por hoy es lo que más me gusta en el mundo. Nada me produce tantas gratificaciones como coger un coche y rodar por una carretera sin destino predeterminado. Pero bueno, volvamos al Día Mundial sin coches.

Hoy es 17 de septiembre, son las 12 del mediodía y espero por enésima vez al cerrajero, he llegado de trabajar a las 6 de la mañana y durante toda la noche, he ido pensando como sería este post, acompañado como siempre de buena música. El Lebrijano, Héroes del Silencio, Jarcha, Joan Manuel Serrat, Medina Azahara, Erip Clapton, Jarcha… En 15 horas de trabajo, te da tiempo a escuchar muchas veces un cedé.

Los coches: A partir de aquí coches que me han marcado de una manera o de otra o que simplemente tienen algún significado especial. Si teneis la capacidad de leer y escuchar música al mismo tiempo, os dejo al final de la entrada el vídeo de Sweet Home Alabama, la segunda mejor canción para conducir. La primera, me la reservo, por ahora….

PT Cruiser: O lo que es lo mismo, Linsey Lohan. Lo que pudo ser y no fue. Los tiparracos de la Chrysler hicieron una maravilla, lástima que esa maravilla, fuese tan cara y tan poco equipada. Si algún día retrocedo en el tiempo robaré un banco para poder comprarme uno.

Audi: La marca Audi es mi favorita, con diferencia. Por encima de cualquier otra. Todo empezó con el Audi Coupé, los Grupo B de Rallies y el mencionado Walter Rohl. Luego llegaría el AUDI 80 AVANT RS2. La primera berlina deportiva con 315cv y preparada por Porsche, compartiendo con el 911 espejos, pinzas de frenos y la franja roja trasera, en el Porsche, finita y discreta, en el Audi enorme y llamativa. He tenido la oportunidad de darle la enhorabuena a un propietario de uno y no lo cambia ni por el propio Porsche 911.

No me gusta todo lo que hace Audi, también encuentro horribles, el A7, el Nuevo A8 y me resulta un pelín feo y poco llamativo el A1.

Audi TTS Roadster Blanco y Automático: No soy tan valiente como para decir que es el coche más bello que se fabrica actualmente, pero si digo sin miedo a las represalias, que me lo compraría, lo descapotaría y lo colocaba en el salón de mi casa a modo de obra de arte.

Audi A5 Blanco: Berlina, Coupé o Cabrio, da igual que versión, pero será el coche que me compre cuando tenga 50 años, ese y una autocaravana Hymer de dos plazas, más un rinconcillo para mi Winnie The Pooh.

Porsche 911: EL COCHE

Ferrari: La mejor marca de coches del mundo y que no ha conseguido enamorarme como debería, además, yo no sabría llevar uno. Me quedo con los “ochenteros” y con el 250GTO.

Mercedes 300 SL de 1954: El auténtico y genuíno”Alas de Gaviota” Creo que es uno de los coches más bellos jamás construídos.

Renault Clio Sport: El mejor juguete que he tenido en mis manos, y además en un circuito. Lo malo, es que estaba tan pendiente del juguete que no disfruté jugando con él.

Pontiac Trans Sport: Monovolumen americano que se vendía en Andalucía y en el resto del Estado allá por finales de los 80. No era un coche europeo, ni mucho menos, es decir, un monovolumen con grandes motores de Gasolina… Empecé a verlo en las revistas de coches que tenía mi tío en su casa y llegué a ir hasta la Opel para conseguir un catálogo y como guinda plastificar un recorte. En aquellos años, la vieja Europa nos ofrecía la Renault Espace, también otro coche que no me hubiese importado tener, y que también marca el cambio evolutivo que he sufrido. Cuando era joven, me gustaban los coches grandes y diesel, ahora el tamaño me da un poco igual, pero lo que no aceptaré hoy será un motor de combustión y un cambio manual. Es la evolución, ya lo dijo Darwin.

Mi Renault 19: …. pue eso mi Renault 19

Mi Clio, Mi Megane…

Mi Jose Luís: Pequeño ratoncillo negro que con sus escasos 75cv me hace disfrutar como un condenado “condenao” por las carreteras de Mallorca, y que ansía tanto o más que yo viajar por esos caminos infinitos que hay por Andalucía. Las Alpujarras, la Ruta de los Pueblos Blancos, Callejear por el Albaycín…

Y por último el Mini.

El Mini Clubman Cooper S …


3 comentarios to “Día Mundial sin Coches”

  1. Hola. Cuántos coches, y qué bonitos son todos, y eso que yo no me fijo mucho en los modelos. Pero explicas muy bien cómo es cada uno de ellos, qué te ha parecido al conducirlo y todo eso. Es llamativo lo que cuentas.
    Ha caido en mis manos que eres andaluz, y que utilizas regularmente la miel de caña, y que no encuentras a veces dónde comprarla.
    ¿te puedo sugerir un sitio? Mira, entra en http://www.tipico-tipico. com y ahí puedes hacer un pedido grande, para tí, incluso para tus amistades.
    No me llevo nada, ¿vale?
    HAs conseguido que me fije en los coches.

    • Gracias por tu comentario.

      Los coches para mi son uno de los pilares básicos de mi vida. Por no decir el más importante.

      La Miel de caña, durante un montón de tiempo me era casi imposible localizarla en Mallorca, que es donde vivo, pero un día en una cadena de supermercados a la que voy normalmente le habían buscado un huequecillo.

      No consigo ver el enlace que me has enviado, lo intentaré en otro momento. Pero gracias de todos modos.

      Espero que sigas visitándome a pesar de que tengo el blog un poco abandonadillo. Me faltan 3 ó 4 horas al día para poder hacer todo lo que quiero.

  2. Puedo entender que un profesional de la carretera se aburra con la conducción ecológica, pero me parece fatal que lo digas tan a la ligera. Tenemos que pensar un poco no sólo en el planeta que le vamos a dejar a futuras generaciones, sino también en el que vivimos, el aire de algunas ciudades ya da asco.

    Un abrazo muy grande desde La Mancha.

    PD: ¿A ver qué te parece Hispania de Antena 3?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: