Magic The Gathering

Hemos tenido un pequeño parón en el trabajo y eso ha dado lugar a que ocupásemos las horas muertas jugando al Tute, durante esas horas de 40 en copas, 20 en bastos y demás jerga he podido presumir de aquel juego de rol que jugaba en mi estraña adolescencia, y para más inri han sacado un coleccionable, es decir, que creo que tocaba escribir algo. Se trata del inmortal Magic The Gathering.

Desde siempre me han fascinado los juegos de rol y sobre todos los de temática mediaval, de hecho el HERO QUEST es todavía algo que conservo con mucho cariño y que junto con estas cartas y mi colección de dados son cosas de las que nunca me desharé.

Realmente no recuerdo el año en el que empecé a jugar, sí recuerdo que el primer mazo nos los compramos en Kenia, tienda mítica en Palma capital. César, Manolo y yo nos fuimos a la Plaza del Tubo a abrir aquello que no sabíamos bien que era, de hecho, no teníamos ni idea de como jugar. Entre unos y otros y con la ayuda de Michael (Miguel Ángel) aprendimos a lanzar nuestros primero hechizos y a invocar nuestras primeras criaturas.

El Magic, se convirtió en algo habitual, adictivo y casi religioso en mi pequeño círculo de amigos donde además de los ya mencionados se unío Daniel Onassis, un ser humano gallego al que medio le tengo perdío el rastro.

Por aquellos entonces viajar de Son Servera a Palma capital era casi imposible. No teníamos coche e íbamos a clase, por lo tanto comprar nuevas cartas era una empresa casi imposible, mejor lo tenía el universitario de Michael, él sí vivía en la ciudad, donde podías encontrar de todo.

La cartas del Magic se dividían en cinco colores, rojo, blanco, azul, verde y negro, además de los amuletos que no tenían color propio y a su vez se dividía en maná y criaturas y hechizos. No voy a ponerme a relatar las reglas del juego, entre otras cosas porque no sabría como hacerlo, pero una vez que le cojías el truco y te armabas una buena baraja, lo único que tenías que hacer era buscar un contrincante y a jugar.

La Navidad llegó y se me ocurrió llevarme las cartas a Granada, quería enseñarle a mis amigos de Guadix con lo que me divertía en Mallorca, ya que no soy yo mucho de pleiestesion y demás. La sorpresa fue mayúscula cuando Carlos León Fajardo yJose María Lorca eran tan adictos o más que este ser humano andaluz que os escribe. Más de una noche entera nos la pasábamos jugando a las cartas, mientras la juventud universitaria granadina disfrutaba de la noche por Pedro Antonio y Calle Elvira.

La etapa del Magic fue apagándose, al final sólo jugaba con mi amigo Michael y la amiga de mi hermana pequeña, una tal Noemi, que puede que los lectores la conozcan como Turpi.

Así que fui recopilando los mazos de los demás para guardarlos y como podeis ver en las fotos aun los conservo.

No soy un tipo al que se le pueda poner el adjetivo de ordenado, pero puedo asegurar una cosas, mis cartas están bien separadas, por colores y por criaturas y hechizos. Y no sé hasta que punto mis amigos tienen más cartas, pero de sobra saben que yo las guardaré para que algún día nos dé un ataque de adolescencia friki y volvamos a reunirnos en torno a una mesa y sacar a mi Dragón de Ébano.

Como el tiempo siga transcurriendo así de rápido, pronto veré a la segunda generación de garrulos pidiéndole las cartas a Jose María o a David para jugar ellos, lo mismo que yo hice en su tiempo con mi padre y los Scalextric.

Otro día hablaré del Hero Quest y del mítico Abraham O’Sullivan, un terrible monstruo dificil de derrotar, pero no imposible.

Besos a todos, y ya sabeis, si teneis cartas de Magic y no sabeis donde guardarlas, sólo teneis que decirmelo.

 

5 comentarios to “Magic The Gathering”

  1. Ostras Ventu, acabo de descubrir tu blog!! que guay tío, estás hecho un blogger, Ya decía yo que porque coño estaba etiquetado en una carta del Magic en el facebook. A mi me gustó más la época en la que intentamos jugar a un puto juego de rol que Manolo compró y que nadie entendía. O la vez que construimos un mega excalestric que después fue una ful porque cada vez que se salía un coche pasaban 20 minutos entre que llegabas hasta dónde se había salido el coche para volverlo a poner. O la vez que jugando al póker se apuntó el cuñao de Manolo en plan enterado y lo desplumamos!!

  2. El juego se llamaba Piratas, y entre otras cosas no jugábamos porque no tenimos dados de 10 caras. Puestos a recordar, me quedon con las noches jugando a los micro machine en la Mega Drive. De eso ha pasado ya mucho tiempo…

    La verdad es que llegamos a muchas cosas, entres ellas jugar a fútbol con Manu Chao.

    Me alegro por tu descubrimiento, lo malo que me has pilado en una etapa que casi no escribo, aunque ahora supongo que lo retomaré.

  3. […] Articulos Actualizados : Magic The Gathering […]

  4. Si quereis jugar a Magic, en Baza tenemos una tienda, abierta sólo desde hace 1 año, FRIKLAND.

    • Me volvería volver a jugar, pero hay dos cosas. Hace años que no juego y mis cartas, supongo que ya estarán desfasadas y lo más complicado de todo es que no vivo en Guadix, sino en Mallorca. Pero eso no quita que os agradezca la invitación de todo corazón.

      Espero que os vaya bien y que dureis mucho tiempo abierto. Teniendo en cuenta como está el mundo, es muy complicado gastarse algún que otro euro en hobbies o aficiones. Te lo dice la voz de la experiencia.

      Lo dicho, que tengais una larga y fructífera vida en vuestro negocio.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: