Mi primera carta

Estaba hoy tan tranquilo en la biblioteca estudiando, ya que en casa tengo a los vecinos del 4º taladrando sus paredes y mi cerebro, cuando un grupo de adolescentes con un olor híbrido entre tabaco y perfume caro y unas activas Blackberrys me han invitado a salir corriendo.

En casa, los señores albañiles estaban tan animados como en días anteriores, ahora son las 18.15 y siguen con la obra. Que gente tan trabajadora, así levantaremos ESPAÑA!!!! Con esa ímpetud me ha dado por pensar, por retroceder, por investigar, por divagar, por ir al supermercado y al llegar a casa he ido directamente a mi caja de seguridad.

NO ADELANTARSE!!!!! En ella guardo TODAS las cartas que he recibido a lo largo de mi vida, cuando digo todas las cartas, me refiero a cartas de amigos, las del banco no cuentan y eso que cada mes me manda una, otra cosa no tendrá el señor Banco, pero el tío es muy puntual.

Allí tengo uno de mis mayores tesoros, que ahora quiero compartir con todo el mundo, como podreis ver la carta no desvela ningún secreto ni pone verde a nadie, ni revela un amor escondido, ni alguna que otra infidelidad, la carta es muy simple y muy llana, Yo en el hospital y mis compañeros de curso se acordaron de mi. La anécdota que recuerdo de esta carta es que nunca la recibí en el hospital, la recibí en mano cuando llegué.

De aquel curso de 1.986/87 no recuerdo nada, bueno, recuerdo el nombre y apellidos de muchos de aquellos niños y niñas que seguramente hoy serán padres y madres deblo, familia y que puede que no vea desde tiempos inmemoriables, seguramente ni los reconocería por la calle. Pablo, Rafael Andrés, Sergio, Nani, Viqui, Nacho… uffff, ya me cuesta, pero rebuscando seguro que encuentro más…. Antonio, Mariano.

Por aquellos entonces el colegio era el de LA PRESENTACIÓN de GUADIX, en GRANADA, (ANDALUCÍA) y es una de esas visitas obligadas que hago cada vez que regreso a aquel pueblo de mi infancia. Un colegio de monjas, donde la madre Elvira, era la madre superiora y había una monja que se llamaba Patrol, como el coche… Creo que voy a dejar de escarvar en mi cerebro.

Con el paso de los años las Cartas fueron mengüando, y las nuevas tegnologías como los mensajes de móviles o el propio correo electrónico, ya no hablemos del dichoso feisbuk, han hecho que la profesión de cartero sea algo testimonial. En mi carpeta del trabajo tengo tres cartas manuscritas, una de ellas dirigida a mi amigo Carlos es del año 2008 y está escrita en verde.

Aquí os dejo la carta e intentaré escanearla bien para que se vea. Besos desde el S.XXI.

4 comentarios to “Mi primera carta”

  1. Peazo de carta emotiva Ventu, me han encantao los chistes!!!

  2. Muy bueno hermanito, seguro que la palabra “que” se escribia completa y para decir “por” no poníamos una equis.

  3. Yolanda Says:

    Yo estaba en esos años… que pena que no hay vídeos ni nada de esos alumnos….

    • Yolanda… me vas a perdonar pero no me acuerdo de ti. Lo siento. La verdad es que de aquellos años solo sigo en contacto con Rafa Vega por el Feisbuk.

      Me da pena que mi memoria no sea más amplia.

      De todos modos gracias por comentar, es más, si te animas, búscame por feisbuk y me mandas un correo y me cuentas más cosas.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: