Mi hucha de Le Mans

Partamos de la base de que la mañana no me está cundiendo nada, tengo la casa manga por hombro, el teléfono no para de sonar, el abogado del trabajo, el cartero con sus certificados, la gestoria que lleva los asuntos de la comunidad, el pintor que no llega… En fin, un montón de cosas que hacen que no centre en lo que me tengo que centrar. Así que he medio rescatado una entrada que empecé hace un par de días y por tiempo no he podido acabarla.

Vamos allá. MI HUCHA DE LE MANS

Hace ya algún tiempo compré en una tienda de los 20 duros (100 pts, 60 céntimos de euro) una hucha enorme decorada con un billete de 500 euros. El objetivo era llenarla poco a poco, así el día que vaya a ver las 24 horas de Le Mans, tendría que desembolsar una cantidad menor. Teniendo en cuenta que sólo una entrada cuesta unos 300€, más o menos, cualquier ayuda sería bien recibida.

Para este viaje sólo había una norma inquebrantable. Haber ido a París antes y que no fuese en el mismo viaje.

Gracias a esta crisis, y sobretodo a que mi jefe le dio por no pagarme desde noviembre mis ahorros han menguado lo suficiente como para acojonarme. Así que tomé un decisión unilateral en mi casa y con mucha pena y un abrelatas muy moderno comencé un triste proceso en busca de El Dorado.Tenía la esperanza de encontrarme una cantidad más que respetable, ya que no metía monedas de menos de un Euro y de vez en cuando colaba algún que otro billete.La cantidad que había en la susodicha hucha fue bastante buena, pero en vez de utilizar ese dinero para ver a un montón de coches dar vueltas a un circuito durante un día completo, la utilizaré para comer y para gasolina de mi pequeño Jose Luís.

Recuerdo aquel día con bastante tristeza, además estuve hablando con mi amigo Jesús Luís mientras hacía un recuento de las monedas. Por cierto, ya que ha salido el tema de Jesús Lúis, podeis visitar también el Blog de su abuela, (hay que pulsar en Abuela).

Siempre he comparado esta carrera con la obligación que tienen los musulmantes de ir a La Meca una vez en la vida. Así que aunque lo retrase un poco más, no me moriré sin poder estar babeando 24 horas completas viendo a un montón de coches dar vueltas a un circuito.

24 besos para todos y sed felices.

Una respuesta to “Mi hucha de Le Mans”

  1. […] Mi hucha de Le Mans (abril, 2011) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: