El mundo de los sueños

Los habitantes del mundo de los sueños tienen que ser personas muy extrañas, y habituadas a fenómenos paranormales, para ellos que una persona se vaya sin más debe ser algo habitual y cotidiano.

Hoy una niña me ha ayudado a aparcar mi coche en la puerta de su casa, de tal manera que no tapara la salida y que dejara libre su pequeño árbol que daba caramelos con envoltorios de colores, el bordillo era muy alto y he acabado rozándolo, y mientras un antiguo compañero de mi vida se alejaba en bicicleta, yo he desaparecido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: