Steve McCurry

Este domingo nubloso hemos cambiado una larga jornada de playa por un gran paseo por el barrio antiguo de Palma y la visita en el Casal Solleric de uno de los fotógramos más afamados del mundo, Steve McCurry.

El edificio en si, ya es una obra de arte y creo que a veces voy a exposiciones menos conocidas por el simple hecho de pasear por esas enorme habitaciones con techos altísimos y suelos de piedra, además de esa preciosa escalera con dos subidas que hay en el patio de la entrada.

Pero hoy, el continente ha sido eclipsado por el contenido. No quiero pecar de conocedor de la obra de Steve McCurry más allá de “NIÑA AFGANA” y alguna que otras fotos de sus viajes a la India y demás lugares exóticos. Era esta Gioconda del S.XX la que nos esperaba en la entrada de la exposición y durante casi una hora, hemos andado por las salas observando e incluso babeando con algunas de sus fotos. Realmente, ¿algo puede ser tan bonito?

Mi amigo David me comentó un día que no era bueno que tocásemos los monumentos, ya que si todo visitante pasaba el dedo por el mismo sitio acabaría por deteriorarse, pero yo hoy no he podido resistir la tentación, y he tenido que acariciar con mi dedo índice una imagen que ha hecho dudar de mi sentido de la vista, de hecho he dudado de casi todos mis sentidos. MANDALAY. Por un corto periodo de tiempo he pensado sacar mi teléfono movil, pero he pensado que sería un sacrilegio demasiado grande, así que ha continuado guardado en el bolso junto con el propio pensamiento.

Mientras escribo esto, mi Turpi prepara unos exquisitos tomates rellenos y yo me debato en poner la foto en esta entrada y que cada uno vea, al menos a través de una pantalla de ordenador el motivo de mi gran sorpresa y de mi enorme exaltación al contemplar esa magnífica instantánea, que ha modo de pequeño homenaje se ha convertido en mi fondo de pantalla. Me decanto por mostrar la foto espero y deseo que cada individuo que la vea le gusta al menos, la mitad que a mi, osea mucho.

Los tomates ya están. Un descanso y luego finiquitaré esta pequeña ensalada de sentimientos.

Estoy de vuelta, reeleido lo escrito no veo que más palabras que añadir. Insertaré la foto y que cualquier pueda opinar o simplemente verla.Y bueno… para dar fe de mi sabroso y exquisito almuerzo me voy a permitir colgar una pequeña foto de un tomate relleno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: