Paseando por la Mezquita

Hace un calor horroroso, tengo sueño pero no el suficiente como para irme a la cama y cocerme como un pollo.

Hoy no he tenido clase de inglés, así que he echado a andar bordenando la ciudad como cuando iba en bici, antes de que me la robasen. En total unas tres horas de caminata de mi casa hasta el puerto ida y vuelta, aunque por dos caminos distintos, sin pararme más que para descansar cinco minutos. El Gugel maps me ha dicho que han sido unos 18kms… Son muchos, pero tampoco creo que el Sr. Gugel me haya mentido.

Durante esta larga caminta, además de cansarme y llegar a casa a pique de morirme de un soponcio he pensando… EN NADA!!!

Después al hacer repaso del viaje con mi Turpi y contarle los coches guapos que he visto y las casas que me gustaría ver por dentro, tampoco es que haya tenido mi mente mucha faena. 

Lo único que puedo rescatar de mi peregrinación es la canción que lleva el título de esta entrada, y tampoco es que la haya oído, de hecho, ni llevaba los auriculares, pero me ha venido a la cabeza.

Supongo que serán las ansias que tengo de ir a Córdoba.

Nada más, yo ya con esto finiquito el día y me iré a ver que me cuenta Morfeo, esperando que el día de mañana sea al menos tan bueno como hoy. Por cierto, un amigo mío se ha sacado la licencia de Taxi, y otro…. lo del otro me lo reservo.

Besos a todos, ahora os pongo la canción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: