Julius: Fin de semana

La compañía de Julius está siendo más agradable de lo que podía pensar. Ni en mis sueños más positivos me había imaginado que el invitado iba a portarse tan bien.

Durante estos días nos hemo ido conociendo a base de largos paseos, alguna que otra siestecilla en el sofá y mucha conversación. Además, me ha permitido ver una gran cantidad de películas que tenia ganas de ver o algunas de volver a ver.

Mi Turpi sigue con sus quehaceres y si mi olfato no me engaña estará preparando un buen bizcocho del que yo no podré probar ni las migajas que caigan al suelo, estoy adelgazando y no quiero caer en la tentación. Mi compañero Julius está debajo del escritorio, cansado después de una sesión de parque y yo, pues escribiendo en mi blog.

Estas tres cosas son esos momento bonitos que tiene la vida y que hacen olvidar que el dinero gobierna los países y los hogares.

En esta casa mía, en esta casa nuestra estamos un pelín preocupados ya que nos hemos encariñado mucho con el susodicho perro y me da a mi que lo añoraremos más de lo que en principio estaba previsto. Aunque el can es muy guapo, es muy difícil hacerle una buena foto, pero alguna que otra ha caído, como la que acompaña esta entrada.

La semana Julius ha rebasado su ecuador, ahora queda el último sprint y todo volverá a la normalidad.

Hasta la próxima.

2 comentarios to “Julius: Fin de semana”

  1. Sonia Ge Says:

    hacéis buena pareja!

  2. No me había dado cuenta de que me lo habías comentado por aquí también. Creo que si hacemos buena pareja, de hecho, hacemos un buen trío… bueno te digo lo mismo que en el feisbuk, es más, he hecho un cortar y pegar. Gracias por tu visitilla y por tu comentario.

    La verdad es que es una joya! En mi casa estamos flipando con el susodicho. Parece que lleva viviendo con nosotros toda la vida. No ladra, ni se mea, ni se caga en casa.. siempre con nosotros debajo de la mesa, debajo del escritorio… Ya te digo. Una maravilla. Lo que pasa es que para tener un perro hay que tener tiempo y espacio y en esta casa ambas cosas son escasas. Si yo estuviese trabajando no lo habríamos acogido. No veo justo tener un perro y no cuidarlo como se merece.
    Hace 2 segundos · Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: