Julius: Alegría, risas y alguna que otra sorpresa

Hoy ha sido un día excelente, maravilloso. Mientras mi señora esposa merendaba copiosamente (yo un melocotón) le ha preguntado a Julius por la pelota.

Él no suele despegarse de nuestro lado, salvo para dormir, de repente se levanta y al cabo de unos minutos aparece con la pelota en la boca. Increible pero cierto. Después mi Turpi y yo hemos estado toda la tarde de jugueteo con el ilustre invitado.

El paseo nocturno suele ser tranquilo, seguramente la mente de la criatura se despide de una jornada repleta de paseos, atenciones y grandes ratos de juegos.

El cariño hacia el animal sigue creciendo, pero van menguando las horas que falta para que sus legítimos dueños venga a buscarlo.

Ahora voy a esperar a que mi Turpi termine de hablar con su madre para sacarlo y después a dormir, que el día ha sido muy largo a la par que muy fructífero.

Si me lo permitis, voy a colgar un vídeo, que quizás no tenga mucho que ver con Julius, pero hoy lo he escuchado en la radio y me ha dejado tocado. Como banda sonora de fondo no tiene desperdicio. Que os guste tanto como a mi.

Muchos besos y buenas noches.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: