Los espaguetis y su composición biomolecular

Se podría decir que un espagueti consta de tres partes diferenciadas, bien es cierto que los dos extremos son gemelos en su composción. El tercio central es la parte donde reside exactamente el gen del sabor y éste, a través de microfibras, transporta las sensaciones alimenticias a las partes más alejadas.

Por tanto, jamás, debemos de partir un espagueti por la mitad antes de meterlo en la olla, ya que haríamos una ruptura de moléculas transportadoras de sabor hacia los extremos y por ende, obtendríamos unos espaguetis de mierda e incomibles.

Un espagueti se debe cocinar entero, aunque el proceso de cocción sea más largo que partido a trozos. De hecho, si un ser humano no quiere espaguetis largos, pues que haga fideos.

Fin del estudio sobre la composición biomolecular de los espaguetis.

Mañana haremos un profundo repaso de la manera más saludable de pelar una mandarina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: