Las rotondas y los seres humanos

No sé como será en el resto del Estado Español, ni en el resto del planeta tierra. Aquí, en la isla de Mallorca tenemos una cantidad ingesta de rotondas, glorietas o como cada uno quiera llamar a semejantes cruces. Estas tramos de asfalto que son circulares en la mayoría de los casos, son un atentado contra el sentido de la vista de todos los transeuntes, conductores, ciclistas y demás seres humanos que tienen la desdicha de cruzarse en sus vidas con semejante invento…

Pero si lo analizo bien, las rotondas son casi como las personas.

Hay personas feas, pero divertidas, como las rontodas que van desde Palma hasta la Universidad, hay rontondas que son feas y aburridas, las hay que han plantando cualquier desperdicio en el centro y con mucha valentía y muchos arrestos los llaman monumentos. Ejemplo claro la rotonda del Caballo en el puerto de Alcudia, de la que no pondré ninguna foto porque es poco más que delito y si yo fuese creyente me atreavería a decir que es pecado.

Luego están los seres humanos automovilitas que circulan por ellas….

Amigos conductores… LAS ROTONDAS TIENEN DOS CARRILES, o se va por uno o se va por otro. No seais indecisos y vayais por medio, que luego pasa lo que pasa. Es tan sencillo como elegir un camino sin dar a entender al resto de conductores que no tienes las ideas claras o no sabes donde quieres ir.

Luego llegan los accidentes.

Lo dicho seres humanos… Circulad con precaución y elegid bien el camino en esas etapas de la vida en que hay escoger un destino.

Y que conste que todavía no he tenido ningún accidente en una rotonda, pero si me han multado por entrar “demasiado rápido en una de ellas”

NOTA: La foto que ilustra este post es obra de Landahlauts, mi compi de blog que me ha socorrido casi al instante al pedir a gritos algo “bonito” Visitad su blog LA ARBONAIDA o Exitus Letalis. Os garantizo un buen rato de lectura, alguna que otra sonrisa y seguro que algo aprendeis. Teneis los enlaces a la derecha.

Besos y cuidaico con la carretera.

Ahhhhhhhhhhhh y visitad La Alpujarra. Sotopújar, sería un buen lugar para tomarse una cervecita fresquita y una tapilla de jamón.

Más besos para todos y todas.

Una respuesta to “Las rotondas y los seres humanos”

  1. Pues sí… cada semana me encuentro que cambian un semaforo por una rotonda y cada vez me cabreo más. Menos mal que no tenemos rotondas como las parisinas aunque bueno una rotonda con siete carriles puede ser hasta divertido si te encuentras mal posicionado🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: