Paco Ibáñez

Corría el curso escolar de 1994/95 y este andaluz que hoy escribe era un puto adolescente perdido de la vida y de las personas. Apartado de las modas y de los grupos populares. Y para más inri, era nuevo en un instituto.

Como profesor de lenguaje tenía a Julen Andrián, (algún día me gustaría volver a verlo y hablar con él). Nos llevó a un concierto de un tal Paco Ibáñez que hacía canciones de poetas muertos. Vaya aburrimiento, pero bueno, era una excursión y encima en el Auditorio de Palma Capital.

Como ya he dicho en innumerables ocasiones, a parte de ser un niño feo y alejado de los más guais del lugar, tenía unas ideas y unos pensamientos un poco diferentes y a años luz de esa cadena de radio tan popular y populosa. Yo era más de Camarón de la Isla y gitaneos varios.

Al llegar al concierto, lo único que había en el enorme escenario era un par de sillas y un micrófocno, en principio no me iba a desagradar los buenos cantaores solo necesitan eso para llevarme al edén de la música.

Salío el tal Paco, y aquello fue como descubrir el onanismo, no solo por la música, sino por todo lo que llevaba detrás, ideales, historia, república… No me encontré aquel día, de hecho, hoy sigo perdido, pero ese concierto, esos poemas, ese A GALOPAR, esa NUNCA FUI A GRANADA… me situaron en la casilla de salida de lo que sería el resto de mi vida. Y hasta hoy, esos ideales, esos pensamientos, esa manera de ver las cosas, no han cambiado ni un ápice, para lo bueno y para lo malo, como mucho se han incrementado.

Volver a escuchar y a disfrutar de ese ser humano con mis 34 años y después de haber sido fiel a esa manera de pensar que tantas veces me ha dado problemillas, no fue descubrir la masturbación, fue como descubrir el sexo, fue lo mimo que en su día, pero elevado a la máxima potencia.

La diosa fortuna me dio la posibilidad de agradecerle a ENRIQUE MORENTE el disco de OMEGA, y el jueves pasado hizo lo propio al concederme uno de mis mayores deseos, esos deseos que pueden encasillarse en la zona del corazón más profunda y secreta pero a su vez más publica y más extrovertida de este andaluz que hoy escribe feliz y contento por el momento mágico que vivé el jueves 9 de agosto de 2012. Otra fecha para enmacarcar junto al 21 de junio de 2008.

Gracias Paco

Gracias Rafael

Gracias Federico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: